Una forma fácil y divertida de conocer gente en tu ciudad es acudir a bares para ligar donde pasar un buen rato con otros singles como tú. La idea consiste en dar rienda suelta a tu imaginación mientras tomas una copa, conversas, y pones en juego tus armas de seducción. ¿Quién sabe?, quizás conozcas a una mujer con la que disfrutar juntos de una noche apasionada, o vayas más allá y, ¡encuentres al anhelado amor de tu vida! Si vives en Madrid acude al Cállate y Bésame, un bar para ligar en el que degustar un cocktail en sus fiestas especiales para singles. O si lo que prefieres son las emociones fuertes, elige el sistema speed dating del Cita 2, donde dispones de sesiones de 7 minutos para conocer otros solteros como tú, gente positiva y abierta con ganas de pasarlo genial. ¡Tan sólo consiste en hablar con naturalidad a tu posible pareja y dejar que surja esa conexión que os una! Otro ejemplo de bares para ligar y conocer mujeres es el caso del Date Club en Barcelona, un punto de encuentro súper acogedor donde en sesiones de 5 minutos charlas con 15 personas que al igual que tú buscan el amor. Como ves, las facilidades abundan y son una interesante forma de salir de casa y hacer nuevos contactos, ya que tras una cita con speed dating, tienes opción de dar tu voto al terminar a quien te haya gustado más para quedar de nuevo.

Ligar Mujeres

La mayoría de los hombres fracasan a la hora de atraer al sexo contrario, lo que se entiende coloquialmente como ligar con mujeres. Piensan erróneamente que los consejos que han recibido de amigos, e incluso de familiares, pueden ayudarles a conquistar ese amor que anhelan. ¿Por qué este enfoque no suele funcionar nunca? Básicamente, porque la psicología femenina se mueve en el terreno de la sutileza, por lo que la mente lineal y lógica del hombre suele dar con un problema que desborda su forma de entender el mundo. Por tanto, si queremos empezar a avanzar en este campo, y convertirnos en unos auténticos seductores, hemos de cambiar nuestro chip, y abrir las puertas de nuestras mentes.

En primer lugar, date cuenta de que si no te muestras tal y como eres toda chica con la que interacciones no llegará a confiar en ti nunca. Si pretendes seguir una actitud machista, intentando vender tus hazañas y fanfarronerías, ellas lo notarán a la legua. En cambio, si de forma sincera abres tu mundo y le desvelas qué es lo que persigues en la vida sin pretender venderte, tendrás mucho ganado. Habrás pasado de ser un perfecto desconocido, a alguien que parece tener una individualidad propia e interesante. Luego, tu misión es la de hacer que ella también se muestre. Pregúntale sobre sus aficiones, gustos y cualquier otra cosa que se te ocurra. Que se vea que estás realmente interesado en conocerla. Ella te lo agradecerá, y habrá lugar para que ambos establezcáis un bonito diálogo.

En este momento, cuando has conseguido crear confort con tu cita, te queda el último paso. No te preocupes, si lo has hecho bien hasta ahora verás que es un juego de niños. ¿Qué paso es este? Ni más ni menos que el de comunicarla qué es lo que te gusta de ella. Como oyes. Si quieres avanzar en tu interacción ella ha de saber por qué demonios lo estás haciendo. Imagínate que alguien te propusiera el negocio del siglo, diciéndote que le prestaras 1000 euros, y que luego ya te contaría. Es decir, piensa qué se le pasará a una chica por la cabeza cuando alguien la dice “Oye, me gustas bastante, ¿por qué no me das tu número de teléfono?”. Es obvio. La chica en cuestión pensará por qué narices ha de dar su teléfono a ese hombre, si apenas la conoce. De igual modo, tú pensarías que ni loco vas a dejar tu dinero a un extraño. ¿Por qué habrías de hacerlo?

Por tanto, deja muy claro qué cualidad de esa chica es la que hace que quieras seguir conociéndola. Sé sincero y claro. Desde “me encantaría seguir esta conversación tan apasionante, así que dame tu número de teléfono” a “tu mirada me hace sentir cosas muy especiales, así que quiero volverte a ver” muestra el modo por el cual puedes hacer esto que te indico. Presta la máxima atención a esa persona maravillosa que tienes delante, encuentra su esencia, eso que te encanta de ella, y díselo sin miedo. Así lo tendrás todo hecho.